Mi caótico y hermoso mundo

domingo, 18 de enero de 2015

Cosas que me molestan.

Cosas que me molestan, hay muchas y cada uno tenemos las nuestras, pero hay cosas en la sociedad que odiamos casi todos... como por ejemplo:

Los precios 0,99. ¿Por qué narices hacen eso?, ¿Por qué no ponen un número entero para poner los precios?, No entiendo que utilidad tiene, a mi forma de verlo parece que la tienda nos esta regalando un céntimo, en plan "Anda, bonita de descontamos un céntimo a ver si te renuevas la ropa que te hace falta".
Aquí hay un vacío legal ¿Dónde va ese céntimo perdido?.






Los diez segundos de espera en Series.ly. Otra de las cosas que nunca llegaré a entender es los minutos inútiles que te deja en espera los enlaces a películas y series de la página Series.ly
Me da tiempo a ir al baño, hacer palomitas y volver al ordenador y el puto contador sigue a 6 segundos de espera.
¿Y qué me decís cuando los enlaces van mal?, esperas esos 10 segundos con ansia, con ganas de disfrutar, de entretenerte, de vivir el momento y ... ¡tachán!, los enlaces cargan a la misma velocidad que el hijo de la Pantoja escribir su nombre.
He visto a mi madre teclear a más velocidad en el ordenador que estos enlaces empezar a funcionar.



Las personas y su amabilidad. Esto sea posiblemente una chorrada, pero sinceramente me molesta un montón, y es que no entiendo porque cuando eres amable con alguien luego no te dan  ni siquiera GRACIAS.
El otro día por ejemplo estaba en el metro y en una parada se bajó mucha gente, así que un asiento se quedó vacío y me senté. Acto seguido apareció una mujer de unos 50 años, no tenía problema de movilidad, ni estaba escayolada ni nada por el estilo, pero, me levanté, quería hacer una buena acción. Muy educadamente la pregunte si se quería sentar y sin decir ni una palabra se sentó y ya, sin más, ni una sonrisa, ni un maldito gracias.
¿Qué leches pasa a la gente?.
Otra cosa interesante es cuando vas a pasar por una puerta y la sujetas para que el que viene detrás no le de en los hocicos. Bueno pues hay gente que decide que es mejor pasar de ti, y ni siquiera mirarte.
CLARO, COMO TRABAJO ABRIENDO PUERTAS PUES PARA QUE DAR LAS GRACIAS.


Chicles. A ver en realidad no me molestan los chicles, lo que molesta es que la gente masqué el chicle y nos de un recital sonoro y visual.

No me gusta estar escuchando a una mujer que parece que es familia cercana de alguna alpaca, mientras estoy leyendo un libro.
Da igual el sitio: metro, biblioteca, supermercado, calle, ascensor; no puedo. Da igual a cuantos kilómetros se encuentre esa persona que si está mascando chicle, mi oído capta en seguida el sonido y no pude sacarlo de mi cabeza.



Ir de compras. me agobia la gente y el bullicio. No me gusta esperar colas y sobretodo los probadores, vivo con miedo de que una señora mayor o una madre abra la cortina de los probadores y me vea el culo todo el pasillo.
Otra cosa que no me gusta, ya no relacionado con los grandes comercios de ropa, si no con las tiendas de comestibles. Sufro de verdad que mucho con los carros de la compra están diseñados para que te choques con todo lo que hay por los pasillos, sin olvidar que seguramente una de las ruedas esté estropeada y la dirección del carrito no es adecuado.
Y no olvidemos de los personajes que hay en el supermercado, desde el niño pesado que quiere que le compren todo hasta la señora mayor que te pide que la cueles porque tiene 2 cosas que comprar solo, pero que en en realidad detrás suya está su marido con un carro más grande que el tuyo.


























Bapaper.♥



0 comentarios:

Publicar un comentario

© Bapaper, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena